Se acabaron las compresas desechables. ¡La nueva regla es el lavable!

Hoy en día, para proteger el medio ambiente y para un uso más saludable, algunas mujeres han optado por toallas sanitarias lavables y ecológicas. Son imprescindibles porque son muy cómodos y ofrecen una protección duradera. Son fáciles de reciclar, ya que están hechos de materiales naturales como el bambú o el algodón orgánico.

Toallas higiénicas lavables: ultra cómodas y muy prácticas

Las compresas lavables se utilizan cada vez más porque son muy cómodas y prácticas. De hecho, su uso no provoca reacciones alérgicas a las mujeres que son un poco sensibles, porque su composición está hecha de fibra natural y no incluye elementos sintéticos ni perfumes. Son muy absorbentes independientemente del flujo de sangre durante el ciclo menstrual. Proporcionan un cierto frescor durante todo el día y no dejan malos olores ni sensación de humedad. En este caso, dejan la piel seca durante su uso. Pueden mantenerse en su sitio con independencia del movimiento del usuario gracias a los broches de presión integrados. Son suaves con la piel y no causan ninguna irritación. No importa cómo las lleve, también son discretas. Para más información, haga clic en: La Casa Del Bambú

Toallas higiénicas lavables: ventaja ecológica

La mayor ventaja de las compresas lavables es que son respetuosas con el medio ambiente, ya que están fabricadas con materiales naturales y son fácilmente degradables, a diferencia de las compresas desechables. Según un estudio, una mujer utiliza entre 10.000 y 15.000 compresas o tampones desechables a lo largo de su vida. Como tardan varios años en degradarse, el medio ambiente está en peligro. Utilizando toallas sanitarias reutilizables, es posible reducir significativamente el desperdicio de protección sanitaria.

Toallas sanitarias lavables: económicas

Las toallas lavables también son muy populares por su carácter económico. Como se pueden lavar, sólo necesita comprar de 5 a 10 piezas para tener suficiente para su periodo. Su vida puede alcanzar de 5 a 8 años. Por eso son muy económicas en comparación con las compresas desechables. Sin embargo, después de cada uso, deben lavarse bien con un jabón neutro. A continuación, aclárelos bien y déjelos secar al aire libre. Es importante saber que las almohadillas lavables se pueden personalizar según sus necesidades en cuanto a colores o dibujos

Protección periódica que se ha vuelto demasiado contaminante: ¿hay una solución mejor?
Normas: ¿cuáles son las soluciones ecológicas y económicas?