Los Peligros de Cosméticos Baratos

Los peligros de Cosméticos Baratos 

 

En el mercado actual existen toda una serie de peligros de cosméticos baratos, que son aparentemente modernos, llamativos en colores e ingredientes, pero que a la vez tienen un precio muy bajo.

Cosméticos baratos, ¿Cómo es posible?

La respuesta se encuentra en los ingredientes, y los controles de calidad a los que seguramente no están sometidos, lo que los convierte en productos peligrosos para la piel y la salud. Antes bien, si se trata de la piel y los problemas y afecciones que esta pueda tener en el futuro, lo mejor es confiar en productos cosméticos de excelente calidad.

Mayormente los buenos cosméticos tienen  costos elevados y no todas las mujeres pueden acceder a ellos y debido a esto existen toda una gama de cosméticos baratos que buscan satisfacer este mercado pero que tienen calidades dudosas.

Especialmente las adolescentes son quienes menos se fijan en el tipo y la calidad del maquillaje que están comprando, estas se ven atraídas por el color o el diseño del envase que los contiene.

¿Cómo saber si un cosmético es de mala calidad?

Los productos que no son buenos dejan rastros tales como:

  • Manchas y sarpullidos
  • Manchas en las uñas, para el caso de los esmaltes
  • Irritación de la piel
  • Irritación en los ojos
  • Dolor en la zona de los ojos
  • Inflamación de labios
  • Ardores o picazones
  • Escamas en la piel del rostro

¿Por qué comprar cosméticos de marcas reconocidos?

Las grandes marcas gastan fortunas investigando y produciendo maquillajes que sean menos invasivos para la piel. Y todo esto, definitivamente es trasladado al precio, que aunque muchas veces es elevado, promete cuidar nuestra piel, incluso previniendo arrugas, acné y sequedad etc.

Salud vs moda

  • Los esmaltes de uñas: Estos muchas veces son escogidos según el color que esté a la moda. Sin embargo, a la hora de elegir no hay que dejarse llevar solo por el color, sino también por las marcas que respaldan los esmaltes. Si es una marca conocida, darán la garantía de obtener un buen producto.Si se trata de un esmalte de mala calidad, lo más común es que la uña tome un color amarillento por varios días. Además los esmaltes baratos contienen ingredientes que son nocivos como el formol o el tolueno.
  • Las bases de maquillaje y las sombras: Estos son los maquillajes a los que hay que mirar con más cuidado ya que si no son de buena calidad, dejarán rastros en la piel que luego van a requerir una consulta con un profesional para tratar el problema.
  • La máscara de pestañas y el delineador: Estos productos también son básicos, ya que si no están fabricados con buenos estándares de calidad pueden causar irritaciones al estar en contacto con las mucosas de los ojos.

Todas estas reacciones dependen del estado de salud de la piel y del sistema inmunológico de la persona.

Cómo prevenir comprar maquillaje de mala calidad

Los maquillajes que se adquieren con precios muy bajos, en tiendas chinas y locales en la calle, probablemente no cumplan con los estándares de calidad requeridos. El maquillaje hay que adquirirlo en cosméticas o farmacias, donde una asesora nos ayude a encontrar el indicado para nuestra piel.

Los cosméticos tienen que cumplir con una serie de requisitos necesarios, entre ellos la evaluación de la seguridad de uso de dicho producto y los datos acerca de los efectos no deseados. Estos datos suelen aparecer en la etiqueta en el idioma del país donde se venden.

Otros datos importantes son el nombre y la dirección del fabricante, teléfono, correo electrónico, página web o cualquier dato importante de la empresa donde los consumidores puedan pedir información.

La fecha de caducidad, la lista de ingredientes (en orden decreciente de importancia), un número que permita la identificación de la fabricación y país de origen, también son datos importantes.

Hay que tener cuidado con las imitaciones. Existen una serie de maquillajes que han copiado a las grandes marcas, hasta en los diseños. Pero no se comparan, si miramos con atención, la textura, el olor y hasta el envase de estos son de bajo costo.

Todos los productos de baja calidad tienden a provocar dermatitis, por irritaciones o alergias. Cabe destacar que la belleza y la salud de nuestra piel, dependen del cuidado que le damos a la hora de elegir un cosmético. Si es muy barato, no comprarlo. Es preferible invertir más dinero en un buen maquillaje y no desperdiciarlo luego en médicos. Por eso, lo más prudencial es comprar cosméticos de marcas reconocidas, en una farmacia o estética, donde podamos asegurarnos que estamos comprando un producto de calidad, nuestra piel nos agradecerá esa inversión. No vale la pena intentar ahorrar un poco de dinero si esto pone en riesgo nuestra salud.